El blanco es siempre una jugada segura en la elegancia de la moda masculina, desde una básica camisa de vestir o una corbata de seda, a unos pantalones de verano o un blazer de lino liviano.

El blanco es un color refrescante,  transmite limpieza y pureza, así como profesionalidad. Es un básico en el guardarropa de todo hombre y también se debe tener en cuenta que el blanco es un color fantástico para combinar, que suma un tono vibrante y audaz, incluso a un atuendo conservador.

La camisa de vestir es el ejemplo más común y también perfecto del uso del color blanco como un básico en el armario de todo hombre. Ofrece un aspecto impecable, limpio, arreglado, clásico y combina con cualquier color de traje y de corbata, en cualquier estación del año y para cualquier evento. 

Según nuestra óptica profesional, el blanco es el color más fácil de mezclar, combinar y crear armónicos conjuntos.  Por poner algunas excepciones, la única limitación podría ser algunas tonalidades crudas,  aunque en general y para el resto de las mezclas es auténticamente un preciado comodín.

Be Sociable, Share!