El blanco es siempre una jugada segura en la elegancia de la moda masculina, desde una básica camisa de vestir o una corbata de seda, a unos pantalones de verano o un blazer de lino liviano.

El blanco es un color refrescante,  transmite limpieza y pureza, así como profesionalidad. Es un básico en el guardarropa de todo hombre y también se debe tener en cuenta que el blanco es un color fantástico para combinar, que suma un tono vibrante y audaz, incluso a un atuendo conservador.

La camisa de vestir es el ejemplo más común y también perfecto del uso del color blanco como un básico en el armario de todo hombre. Ofrece un aspecto impecable, limpio, arreglado, clásico y combina con cualquier color de traje y de corbata, en cualquier estación del año y para cualquier evento. 

Según nuestra óptica profesional, el blanco es el color más fácil de mezclar, combinar y crear armónicos conjuntos.  Por poner algunas excepciones, la única limitación podría ser algunas tonalidades crudas,  aunque en general y para el resto de las mezclas es auténticamente un preciado comodín.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Pin It on Pinterest

Comparte este post con tus amigos