he-524-260-60-tan-malt.fpx

Para escoger una tela que nos asegure que la elegancia de nuestro traje se mantendrá por un tiempo prudencial, debemos ser muy cuidadosos observando los detalles que nos brindan los fabricantes.

Una guía elaborada por la Wool Textile Organization establece una clasificación conocida como “Números S” (S-numbers). El término “Súper”, se utiliza para medir la calidad de la tela de lana. Cuanto mayor sea el número, más fino se supone habrá sido el hilado que se ha utilizado para elaborar la tela, medido en micrones, que según los fabricantes es más suave al tacto.

Un hilo más fino es también más frágil, por lo que tampoco indica mejor calidad. Así, cuanto más fino sea el hilo utilizado, mayor número de éstos se tendrán que utilizar.

lw-203454-232-60-gray-gray_herringbone.fpxEs cierto que  un mayor número de hilos produce una tela más vistosa y elegante aunque también mucho más delicada, de menor duración y más propensa a arrugarse.

Tan importante como el hilado utilizado para tejer la tela, es la manera en que se la ha confeccionado. Por lo cual, no siempre un número más alto es directamente indicativo de una tela de calidad superior.

Podemos aconsejar que las telas hasta 110´s, suelen ser aptas para los trajes que vistamos para trabajar. Las telas Súper 120´s y Súper 130´s, son apropiadas para los trajes que llevemos en ocasiones especiales y no con mucha frecuencia.

Como no todos los fabricantes tienen en cuenta estos parámetros a la hora de etiquetar sus telas y resulta bastante confuso, para saber qué tela debemos escoger también debemos fijarnos en su peso y la composición de su tejido.

scc-66421-1100-60-navy-dark_ink.fpxSólo estudiando estas características podremos acertar en nuestra elección. Las telas por debajo de 280 gramos son adecuadas para los meses de calor y las que superan los 365 gramos, son las mejores para el frío del invierno.

En conclusión, para saber la calidad de la tela que tenemos enfrente debemos tocar el tejido y dejarnos llevar por nuestra experiencia. Si no tenemos la experiencia necesaria, lo mejor será decantarnos por las telas más recomendadas por los sastres profesionales.

Be Sociable, Share!