Con la tendencia a llevar prendas tan ajustadas, es muy posible, que tengas en tu armario una buena colección de camisas, que no le das uso precisamente por este detalle.

Te contaremos que las camisas de confección que compramos en cualquier firma, están dimensionadas para acomodar en sus tallas, el mayor número de cuerpos posibles. Por ese motivo si quieres sacarle el mayor partido,  podrías necesitar que tu sastre o modista las adapte a las medidas exactas de tu cuerpo.

Compartimos contigo algunos secretos de sastre para que sepas los resultado que puedes  lograr. Queremos recordarte que la camisa, tiene limitados algunos arreglos,  por ejemplo el cuello, aún cambiando esta pieza, es muy complicado aumentar o disminuir talla, salvo moviendo el botón de cierre.

  • Las mangas de las camisas pueden ser acortadas con facilidad, pero por lo general no pueden ser alargadas. Cuando las acortes, exige que muevan también la sardineta del puño.
  • Los puños y los cuellos pueden ser reemplazados (cuando se deterioren por el uso), como recomendación hazlo solo por cuellos y puños de color blanco.
  • El torso y la cintura pueden ser entallados, lo mismo que las mangas, para que no se vean aglobados.
  • Los hombros y el pecho de una camisa, son los arreglos mas complicados, pregunta antes si  saben hacer una costura francesa, es la forma idónea, para hacer este arreglo .
  • Nuca quites el bolsillo del pecho de una camisa, sabemos que para vestir no se lleva, pero es aún mas grave, pasear las marcas que inevitablemente dejará sobre el delantero.

¿Algún arreglo, que no  se ha incluido y que te preocupe?

Be Sociable, Share!